Posts Tagged 'Edward Said'

Viva la distancia

cameralessImagen 7
Ejercicio de camaraless realizado por el grupo de menores de 14 años

Entre otros peligros está también el Orientalismo. Valga de punto de partida la entrada realizada anteriormente sobre Edward Said. Más allá de la pregunta “¿Podemos ser el otro?”, estaría la de “¿Quéremos verdaderamente serlo?”. La inadaptación como concepto, el verdadero motivo por el que hemos decidido trabajar con niños en estado de exclusion social, es algo mucho más complejo y profundo que simples distancias determinadas por el sexo, la raza o la condición social. La distancia entre sujeto y realidad toma todas las formas posibles, y son infinitas las formas de naturalizarlas o de cargar con ellas; cada uno de nosotros tiene un trabajo que hacer en ese sentido, y ya es bastante. En ese sentido en la película ni somos el Otro, ni queremos ser el Otro, ni nosotros queremos ser nada tampoco, y no hay sitio mejor que Tánger para ello. Estamos, como siempre lo hemos estado, en los intersticios, simplemente. En la película subrayamos la distancia con los niños, aunque les hablemos en su lengua, aunque compartamos también su lenguaje profundo. Aunque, como ya hemos repetido en más de una ocasión, la película sea en el fondo un juego de niños.

Algunas citas de Edward Said

Tarek Bakkali con el proyector

Tarek Bakkali con el proyector

Recogemos algunas citas de su libro Orientalismo, publicado en 1978. A pesar de ser marcadamente historiográfico, pesadamente reiterativo y de contener ligeros brotes de resentimiento por parte del autor, existen en él una serie de interesante ideas que nos ayudan a ponerle verbo a nuestras motivaciones secretas, a encontrar una cómoda posición desde la que sentir y dirigir nuestro discurso.

Pese a tener origen marroquí casi la totalidad del equipo, pese a existir una identificación profunda con el país por parte de los que no lo son, y sobre todo, pese a verse nuestro lenguaje voluntariamente transformado por este encuentro, es inevitable que nuestro impulso sea en ciertos momentos “orientalista”. La distancia, y la idealización inherente a esta, es muchas veces un parámetro insalvable, y una particularidad inherente y definitoria de todo proceso creativo. Hay que aceptarla.

Edward Said:

“Es la ausencia de Oriente la que propicia y posibilita la “presencia” del orientalista.”

“Ningún orientalista se ha identificado jamás, desde un punto de vista cultural y político, sinceramente con los árabes.”

“La sociedad y la cultura literaria sólo se pueden comprender y analizar juntas.”

“Tener una cierta libertad para relacionarse con el otro era siempre un privilegio del occidental, porque la suya era la cultura más fuerte; él podía penetrar, abarcar, dar forma y significado al gran misterio asiático.”

“Así que este es el principal tema intelectual suscitado por el orientalismo: ¿Se puede dividir la realidad humana?.” ¿Hay afuera?

“(…) Existencia de un cierto sentimiento de Oriente que no sea ni de una generalidad imposible ni imperturbablemente privado. Es inútil buscar en el orientalismo algún sentimiento vivo sobre la realidad humana, o incluso social, del oriental como habitante contemporáneo del mundo moderno.”

“Oriente es menos un lugar que un topos, un conjunto de referencias, un cúmulo de características que parecen tener su origen en una cita, en el fragmento de un texto, en un párrafo de la obra de otro autor que ha escrito sobre el tema, en algún aspecto de una imagen previa o en una amalgama de todo esto.”

Acerca de Los persas de Esquilo y Las bacantes de Eurípides

“(…) Europa es poderosa y capaz de expresarse, Asia está derrotada y distante.”

“(…) Europa articula Oriente; esta articulación es la prerrogativa, no ya de un titiritero, sino de un auténtico creador cuyo poder dar vida representa, fomenta y constituye un espacio que, de otro modo, sería silencioso y peligroso, que estaría más allá de las fronteras familiares.”

“(…) un examen a veces favorable, pero siempre dominante (…)”

“(…) la racionalidad se ve minada por los excesos orientales cuyo misterioso atractivo se opone a los valores que parecen normales.”

“(…) los misterios orientales se tomarán en serio, sobre todo porque suponen un desafío para la mente racional occidental.”

Oriente clásico-Oriente moderno

“Primero hay una decepción ante la evidencia de que el Oriente moderno no es en absoluto como el de los textos.”

“(…) habían desenterrado unas lenguas, unas historias, unas razas y unas culturas olvidadas, para proponerlas -en medio de la incomprensión del Oriente moderno- como el verdadero Oriente clásico que podía ser utilizado para juzgar y gobernar al Oriente moderno”.

“El recuerdo del Oriente moderno entra en conflicto con la imaginación, hace que se vuelva a la imaginación, que es un lugar más propicio para la sensibilidad europea que el Oriente real.”

“Para el orientalista que cree que Oriente nunca cambia, lo nuevo es simplemente lo viejo traicionado por los nuevos “des-orientales” que lo interpretan incorrectamente.”

“El orientalista moderno era, desde su punto de vista, un héroe que rescataba Oriente de la oscuridad, de la alienación y de la extrañeza con las que él mismo se había distinguido convenientemente.”

Idealización

“Muchos de los primeros aficionados a Oriente comenzaron acogiendo Oriente como un dérangement saludable de sus hábitos de pensamiento y de su espíritu europeos. Sobrevaloraban Oriente a causa de su panteísmo, su espiritualidad, su estabilidad, su longevidad, su primitivismo, etc.”

“Pero casi sin excepción a esta sobreestimación de este tipo siguió la reacción contraria: de repente Oriente aparecía lamentablemente deshumanizado, antidemocrático, atrasado, bárbaro, etc. Una oscilación del péndulo en una dirección causaba una oscilación igual hacia el lado opuesto: Oriente era minusvalorado”.

“Oriente como material humano es menos importante que como elemento de un proyecto romántico de redención.”

“Oriente como un lugar de peregrinación y, por tanto, la imagen que se da de él es la de un espectáculo o un tableau vivant.”

“Amenazas que ponían a prueba el sentido que tenían los europeos de la discontinuidad y la racionalidad del tiempo, el espacio y la identidad personal. En Oriente uno se veía, de pronto, frente a una antigüedad inimaginable, una belleza inhumana y unas distancias ilimitadas.”

Sobre Lane

“(…) descripción de Oriente obtenida a partir de un intercambio unilateral… apetito occidental para adquirir conocimientos útiles que le dan autoridad”.

Sobre Chateaubriand. Je parle eternellement de moi

“Encontró en Oriente un escenario acorde con sus mitos, obsesiones y exigencias personales.”

“(…) explotaron Oriente en sus obras con el fin de justificar su vocación existencial.”

“(…) llegó a Oriente como un personaje construido.”

“Una de sus motivaciones era la realización personal. Necesitaba reponer su provisión de imágenes; otra, la autorrealización. La confirmación de la importancia del espíritu religioso, puesto que “la religión es una clase de lenguaje universal que entienden todos los hombres.”

“Oriente era un lienzo estropeado que estaba esperando que él lo restaurara.”

“Hacer revivir un mundo muerto y a reavivar en él el sentimiento de sus propias potencialidades.”

“En Chateaubriand el ego se disuelve en la contemplación que él mismo crea y entonces renace más fuerte que nunca, más capaz de saborear sus poderes y de disfrutar de sus interpretaciones.”

“Chateuabriand ha trascendido la vil y aterradora realidad del Oriente contemporáneo de tal forma que puede establecer con él una relación original y creativa.”

“Al contrario que Lane, Chateaubriand intenta consumir Oriente. No sólo se apropia de él, sino que además lo representa y habla por él, no en la historia, sino más allá de la historia en una dimensión atemporal de un mundo totalmente sano en el que los hombres y las tierras, Dios y los hombres, son uno.”

Sobre Lamertine

“Un voyage en orient comme un grand acte de ma vie intérieure.”

En un principio encuentra que todo confirma sus predicciones poéticas. Oriente es la “patrie de mon imagination.”

“Era un viajero y un peregrino en el tiempo y el espacio verdaderos, pero se convirtió en un ego transpersonal que se identificaba en potencia y en conciencia con el conjunto de Europa.”

Sobre Nerval y Flaubert

“(…) llevaron a Oriente una mitología personal cuyos intereses e incluso estructuras necesitaban a Oriente.”

“Lo que contaba para ellos esa la estructura de su obra como un hecho independiente, estético y personal, y no la manera en la que, si se quería, se podía dominar efectivamente Oriente o consignarlo geográficamente. Sus egos nunca absorbieron Oriente ni lo identificaron con el conocimiento documental y textual que existía sobre él.”

“Ellos juegan constantemente con los límites.”

Sobre Flaubert

“Sus gustos se inclinan hacia lo perverso, que adquiere forma normalmente a través de la combinación de una animalidad extrema, incluso de una obscenidad grotesca, y de un agudo refinamiento intelectual. “He encontrado, claramente delimitado, todo lo que tenía brumoso en la mente. Las realidades han reemplazado a las suposiciones tan bien que con frecuencia es como si reencontrara de repente los viejos sueños olvidados.”

“(…) Como cualquier otro orientalismo, el de Flauvert es revitalista: él debe devolverle la vida a Oriente, él debe llevarlo hasta sí mismo y hasta sus lectores. »

“(…) Flaubert tuvo en cuenta lo que el desafío epistemológico podía dar de si. Sin lo que él llamaba espíritu y estilo, la mente podía “perderse en la arqueología.”

“(…) Dejar espacio para un sentido de inmediatez, para la imaginación y el olfato. »

“Se puede construir el mundo con inspiración y estilo o copiarlo incansablemente de acuerdo con unas reglas académicasimpersonales.”

Sobre Gibb

“(…) Parece decir a sus lectores: prestad atención a Oriente, porque puede serle útil a la mente occidental que lucha por vencer la estrechez de espíritu, la especialización opresiva y las perspectivas limitadas. »

“Para Gibb, Occidente necesita, pues, a Oriente como algo para ser estudiado, porque libera el espíritu de una especialización estéril…. Porque ayuda a comprender las cuestiones realmente centrales en el estudio de la cultura.”

Sobre Hugo de Saint-Victor

“El hombre que encuentra su patria dulce es todavía un tierno principiante; aquel para el que cualquier tierra es su tierra natal es ya fuerte; pero quien es perfecto es aquel para quien el mundo entero es como un país extranjero”. Esto es, cuanto más capaces seamos de abandonar nuestra patria cultural, más capaces seremos de juzgarla a ella y al mundo entero con el distanciamiento espiritual y la generosidad necesaria para verlos como son verdaderamente. Y estaremos también más capacitados para juzgarnos a nosotros mismos y a otras culturas con la misma combinación de intimidad y distancia.”

—————

“Las tendencias de la cultura contemporánea en Oriente Próximo siguen modelos europeos o estadounidenses.”

“La creación de una identidad implica establecer antagonismos. Toda época y toda sociedad crea sus otros.»

“La identidad humana no solo no es natural y estable, sino que es creada e incluso, en ocasiones creada completamente.”

“Ninguno de los orientalistas de los que hablo parece haberse planteado el hecho de que un oriental pudiera leer sus libros.”

“(…) Mientras que el posmodernismo en una de sus más famosas declaraciones programáticas –la de Lyotard- destaca la desaparición de la gran narrativa de la emancipación y de la ilustración, la argumentación que destaca en el trabajo realizado por la primera generación de artistas y eruditos poscoloniales es exactamente la contraria: la gran narrativa persiste, aunque su realización esté actualmente en suspenso, aplazada o se evite.”














Categorías

Dao Byed en Flickr